sábado, 18 de agosto de 2018

SALAME AL CIOCCOLATO (Salchichón de chocolate)



Hola, hoy os traigo la que probablemente sea una de mis últimas publicaciones en el blog (me lo estoy pensando, pues tengo en mente otros proyectos que posiblemente me ocupen mucho tiempo. Ya veremos).
Es un postre que seguro que os encantará después de una buena comida, pues no es muy pesado y sirve para picotear mientras se está charlando con los amigos. Espero que os guste.

Ingredientes:

100 gr de mantequilla (de buena calidad)
100 gr de azúcar
1 huevo
75 gr de cacao amargo en polvo
75 gr de galletas María
1 chorrito de ron

Elaboración:

Mezclamos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar hasta obtener una crema clara. Añadimos el huevo y seguimos mezclando.
Incorporamos el cacao en polvo y el ron. Mezclar bien todos los ingredientes.

Romper (con las manos) las galletas e incorporarlas a la crema. Deben de quedar trozos irregulares en tamaño (más grandes y pequeños).

Mezclamos para repartir bien las galletas dentro de la crema de chocolate.

Ponemos la mezcla encima de un trozo grande de papel de plata. Le damos forma alargada y con cuidado la enrollamos sobre sí misma para crear una forma de salchichón.

Dejamos reposar en el frigo, al menos 24 horas, antes de consumirlo. Debe de quedar bastante firme.

Servimos cortado en rebanadas como si fuera un salchichón.

Nota:

Yo no usé cacao amargo en polvo, pues no tenía. Así que usé Cola Cao y es por lo que ha salido más blanquito. Pero os aseguro que está igual de bueno.

Buen provecho.


martes, 24 de julio de 2018

ARROZ DE VERANO



Hoy os traigo una variante de como hacer el arroz blanco, y seguro que con un buen acompañamiento (pechugas de pollo, carne empanada o, como en mi caso salchichas de longaniza blanca), hará las delicias de grandes y mayores en vuestra casa.

Ingredientes:

- Arroz
- Media cebolla grande o una mediana.
- Pasas sultanas sin semilla.
- Manzana.
- Zumo de un limón.
- Diente de ajo.
- Guisantes.

Elaboración:

Cocemos el arroz como siempre (dependiendo del arroz y marca que useis tendréis que estar más o menos tiempo), junto con los guisantes y reservamos (Truco: Yo suelo cocer el arroz con un par de dientes de ajo, para darle más sabor).

En una sartén doramos la cebolla y el diente de ajo que previamente hemos picado bien.

Mientras se esté dorando, pelamos y cortamos la manzana en trozos. Y, exprimimos el limón. (Truco: Si no queréis que los trozos de manzana se os pongan oscuros mientras espeáis a usarlos, echarle un poco del zumo del limón por encima).

Una vez dorada la cebolla y el ajo, incorporamos las pasas sultanas y la manzana en trozos (y con el poco de limón que le echamos a las manzanas), mezclamos.

Cuando veamos que todo está bien integrado, incorporamos el arroz con guisantes que teníamos reservados. Le echamos el resto del zumo del limón por encima y mezclamos con cuidado (para no aplastar el arroz). Le damos un par de vueltas y a servir. Se puede comer templado o frío.

Espero que les guste!!!!!

lunes, 23 de julio de 2018

HABICHUELAS CON TOMATE


Ingredientes:

- Habichuelas planas
- Cebolla
- Guisantes
- Tomate frito
- Caldo de carne
- Aceite
- Sal, pimienta, azúcar

Elaboración:

Cortamos la parte superior e inferior de las habichuelas. Y, le quitamos las hebras  de los lados. Troceamos y reservamos (previamente las hemos lavado un poco para quitarle restos de tierra si tuviera).

Cogemos y cortamos la cebolla (o bien en tiras o en trocitos pequeños, al gusto de cada uno). La sofreimos en un caldero de barro o en una sartén, con un poco de sal.

Cuando veamos que está doraita la cebolla, le echamos las habichuelas y guisantes. Incorporando también un poco de caldo. Ponemos a fuego lento para que las habichuelas se vayan poniendo tiernas (no poner mucho caldo de golpe, mejor ir echándolo poco a poco, por que luego le vamos a incorporar más liquido con el tomate). Si os gusta podeis ponerle también un poco de pimienta, tomate natural en daditos.....todo eso a gusto de cada uno.

Una vez tiernas las habichuelas, le incorporamos el tomate frito, algo más de sal y probar. Si vemos que está un poco acido, corregir con azúcar.

Podéis acompañarlo con unas albóndigas (ya tenéis la receta de como hacerlas con carne picada en anteriores publicaciones), que las incorporaríamos después de freir, para que se fuese también cociendo con las habichuelas.

A disfrutar!!!!!




sábado, 16 de junio de 2018

SALMOREJO



Hoy os traigo, ya que se van acercando las fechas de mucho calor, una receta muy fresquita y rica. Y, como no, muy fácil de hacer.

Ingredientes:

- Tomates tipo pera.
- Pan
- 1 diente de ajo.
- Aceite.
- Huevos duros.
- Jamón.

Elaboración:

Lavamos y troceamos los tomates y el diente de ajo. Lo metemos en la batidora y batimos.

Cortamos trozos de pan y lo añadimos a la batidora. Y, cuando esté bien triturado y veamos ya un remolino por encima de la mezcla, le añadimos los 100 ml de aceite, poco a poco.

Cocemos los huevos y picamos finitos. Cortando también el jamón muy finamente.

Servimos en plato hondo, con huevo y jamón por encima, o bien en platos aparte y que cada uno se sirva lo que quiera.

Si os gusta fuerte, le podéis añadir más dientes de ajo.

Espero os guste!!!!


sábado, 9 de junio de 2018

TARTA DE LIMÓN Y LECHE CONDENSADA



Buenas, os traigo una receta que acepta muchas variantes. Os pongo la receta original que saqué de Internet y más tarde os indico la variante que yo le introduje. Además, es una tarta que no necesita el horno para hacerla y como no, super fácil de hacer.

Ingredientes:

- 1 bote de leche condensada (370gr.)
- 1 brick de 200 ml nata para montar.
- Zumo de 1 limón (o lima).
- Galletas rectangulares.
- 1 poco de leche, para mojar las galletas.
- Para la decoración sirve lo que vuestra imaginación os permita, pero os recomiendo las ralladuras del limón (o la lima), como mínimo.

Elaboración:

Echamos en un bol la leche condensada y la nata. Removemos con unas varillas mientras vamos agregando el zumo poco a poco.
Vamos removiendo hasta que queden intregrados y se forme una masa cremosa.
Montamos la tarta. Forramos un molde alargado con film transparente. Echamos una capa generosa de la mezcla y extendemos.
Colocamos galletas ligeramente mojadas en leche (no empapar, pues se romperían), sobre la mezcla.
Vamos creando capas alternativas hasta completar la altura del molde. Siendo la última capa de galletas (ya que cuando le demos la vuelta, será la base de nuestra tarta).
Cerramos la tarta con el sobrante del film y, la metemos en la nevera, como mínimo 3 horas. Cuanto más tiempo la tengamos en la nevera, más consistente se hará.
Cuando haya cogido la consistencia deseada, desmoldamos con cuidado. Destapamos el film de arriba y colocamos un plato alargado, le damos la vuelta y sacamos el molde. Retiramos el film y decoramos al gusto (ralladura de limón, galletas desmenuzadas.....).

Nota:

Yo preparé una mousse de chocolate (según la primera receta que publiqué en este blog allá por el 2014), y le añadí el zumo del limón.
Decoré la tarta con virutas de chocolate, y sirope de chocolate y fresa, además de las ralladuras del limón.

Espero que os guste.

domingo, 3 de junio de 2018

EMPANADILLAS DEL BOSQUE


Ingredientes:
- Un paquete de obleas para empanadillas.
- Nocilla.
- Frutos del bosque: fresas, bayas, moras y arándanos. Como donde yo vivo no existen bosques para cogerlas naturales, me compré una bolsa con frutos congelados. Descongelar antes de usar.
- Azúcar y canela.

Elaboración:

Enharinamos primero la zona de trabajo, extendemos las obleas y rellenamos con una cucharada de nocilla y frutos (procurad no echar ni mucha nocilla, ni muchos frutos pues, al cerrar las obleas se escaparán por los lados o se romperá la oblea).
Cerrar con un tenedor las obleas, presionando fuertemente una vez dobladas.
Calentar en una sartén aceite y freir las empanadillas.
Por otro lado, preparar un plato con azúcar y canela juntos. Echar las empanadillas una vez fritas, y rebozarlas en azucar con canela.

Dejar enfriar y a disfrutar de un postre exquisito, que pese a lo que parece, no está muy dulce pues los frutos suelen ser algo amargos y contraresta el dulzor de la nocilla.

Espero os guste!!!!!

sábado, 24 de marzo de 2018

CALAMARES EN SU TINTA



Hoy os traigo una receta original en cuanto a su relleno, pues no es el típico de freir, sofreir y rellenar el calamar. Seguid leyendo y lo veréis. Os aseguro que queda riquísimo.

Ingredientes:

- Calamares.
- Cebolla.
- Dientes de ajo.
- Pimiento verde.
- Vino blanco.
- Zanahoria.
- 1 cucharada de harina.
- Sobrecito de tinta.
- Caldo de pescado.
- Aceite.
- Sal y pimienta.

Elaboración:

Limpiamos los calamares. Separamos los tentáculos y reservamos enteros (quitándole la parte de los ojos y la bolsa de tinta, que eso si podremos desechar).
Una vez limpios, les damos un buen remojón en agua e introducimos los tentáculos dentro del cuerpo del calamar (1 o dos tentáculos por cuerpo, depende de lo grande que sean). Reservamos.

En una olla sofreimos a fuego suave, la cebolla y zanahoria bien picaditos. Salpimentamos y dejamos unos 5 minutos.

Añadimos el pimiento verde, también picado, y volvemos a mezclar y dejamos 10 minutos. Momento que echaremos el vino, subiendo la intensidad del fuego, y esperamos que evapore el alcohol (1 minuto aproximadamente).

Incorporamos la harina e integramos a fuego lento. Una vez incorporada, echamos la tinta y volvemos a mezclar todo, cocinando unos 2 mintuos. Añadiendo después el caldo de pescado (poco caldo, y después iremos rectificando por si lo queremos más líquido).

Batimos todo hasta conseguir una salsa lisa (sin grumos). Reservamos.

Momento en que nos pondremos de nuevo con los calamares, los pasaremos por la plancha (unos 30 segundos por cada lado). Si vamos a poner muchos calamares y tenemos que hacerlo en varias tandas lo de pasarlo por la plancha, podemos echar en la plancha o en la sartén un chorrito de vino blanco, entre tanda y tanda, para desengrasarlo y lo iríamos echando ese vino y grasa a la salsa.

Calentamos  la salsa y añadimos los calamares y jugos que hayan soltado. Sumergimos bien en la salsa y cocinamos a fuego lento unos 20 minutos. Rectificando de sal, pimienta y caldo a nuestro gusto.

Acompañar con arroz blanco.

Espero que les guste, a mi me encantó.


MACARRONES CON ATÚN GRATINADOS



Hoy os traigo una receta que sé que todos sabéis hacerlo, pero la novedad que de mutuo propio introduje fue añadirle al final albahaca en spray antes de meterlo en el horno. Dándole un sabor final de frescor que a mi particularmente me encantó.

Ingredientes:

- Macarrones.
- Cebolla.
- Pimiento verde.
- Atún (o un par de latas pequeñas o una grande).
- Queso rallado.
- Aceite.
- Sal.
- Tomate frito.
- Orégano.

Elaboración:

Primero empezamos por la salsa. Pues ya sabéis que la salsa siempre tiene que esperar a la pasta y no al revés.
En una sartén, calentamos un poco de aceite y sofreimos la cebolla y el pimiento verde (cortado pequeño), con un poco de sal. Sofreimos hasta que estén blanditos.
A continuación le echamos el tomate frito y lo mezclamos. Incorporándole después el atún, escurrido el aceite, y mezclamos bien.
Una vez que esté preparado, apagamos y reservamos. Echándole por encima orégano.

A continuación preparamos la pasta tal y como nos suele indicar el proveedor. Unos 3 ó 4 minutos cociendo en abundante agua con sal. Escurrimos y mezclamos con la salsa.

Precalentamos el horno unos 10 minutos a unos 200º, y mientras esperamos, echamos la pasta con la salsa en una fuente especial para hornos.
Aquí fue cuando yo le añadí la albahaca en spray (la compre en el Lidt), y termino con bastante queso rallado por encima.

Metemos en el horno y gratinamos unos 3 ó 4 minutos (o hasta que veamos que el queso se derrite).

Espero que os guste.

martes, 6 de marzo de 2018

POLLO ASADO CON MANZANA



Cocinar pollo siempre es un acierto y una manera fácil de conseguir un plato delicioso. En esta receta, el pollo se coloca sobre un lecho de manzanas y setas o champiñones (opcional, yo no las puse en la que hice hoy), que proporcionan un contrapunto muy interesante al sabor del asado y que, por ejemplo, es ideal con arroz blanco.

Ingredientes:

- 4 muslos completos o un pollo troceado.
- Setas y/o champiñones (opcional).
- Varias manzanas.
- Cebolla.
- Aceite.
- Vino blanco.
- Sal
- Pimienta.

Elaboración:

Limpiamos el pollo, quitándole los restos de plumas y los trozos de grasa que pudiera tener. Pero sin quitarle la piel. En una cazuela amplia, calentamos un poco de aceite. Doramos los trozos de pollo a fuego medio, salpimentamos y le damos la vuelta de vez en cuando. Cuando hayan cogido color, por ambos lados, los retiramos y reservamos.

Si vamos a ponerle setas, por ejemplo, tendríamos que cortarlas en trozos pequeños. Las echamos en el mismo aceite y las removemos hasta que estén cocidas (al igual que el pollo, no hay que freir completamente sino tan solo dejar que cojan color).

Picamos bien la cebolla y la distribuimos por la bandeja del horno. Pelamos las manzanas, retiramos el corazón y las cortamos en láminas muy finas. Las ponemos encima de la cebolla. Vertemos un chorro generoso de aceite. Colocamos los trozos de pollo encima de las manzanas, con espacio entre los trozos para que se hagan bien. Cubrimos los huecos con las setas y el aceite en el que las hemos dorado. Con la ayuda de una cuchara, rociamos con el vino.

Precalentamos el horno a 200 º C, y asamos la preparación unos 40 minutos. Dándole la vuelta al pollo y a la guarnición, cada 10 mintos aproximadamente. Si vemos que se va quedando seco, le añadimos más vino blanco.

Que aproveche.

domingo, 4 de marzo de 2018

RISOTTO AL AZAFRÁN


Para preparar un buen risotto, se suele usar arroz especiales, como el arborio o el carnaroli (aunque yo he usado el basmati, que también le ha ido bien). Tienen que ser arroces con alto contenido en almidón, y que al removerlos una y otra vez, van soltandolo y así se va formando un caldo más cremoso y ligado.

Es una receta muy típica del norte de Italia (risotto allo zafferano o risotto alla milanese, si nos centramos en la zona de Milán donde es un plato muy típico).

Ingredientes:

- Arroz.
- Caldo de ave.
- 1 cebolla grande.
- 100 gr. de mantequilla.
- 200 ml. de vino blanco.
- 100 gr. de queso parmesano rallado.
- 2 gr. de azafrán molido (2 sobres). Si usáis azafrán en hebras, recordar que primero deberéis tostar las hebras antes de usarlas, para que le de el color adecuado, majándolas con el líquido de la cocción.
- Sal (a gusto, pues el caldo y el queso ya llevan bastante sal). Probar el arroz antes de servir, por si hay que rectificar de sal.

Elaboración:

Calentamos el caldo en un cazo.

Pelamos la cebolla y la picamos muy finamente. Ponemos en una cacerola ancha 70 gr. de mantequilla y la derretimos a fuego medio. Después añadimos la cebolla y la rehogamos unos minutos, sin dejar de mover.

Agregamos el arroz, subimos el fuego y lo doramos durante un par de minutos, para que se quede más tierno y cremoso.

Vertemos el vino, removemos y proseguimos la cocción a fuego vivo unos 3 minutos, para que se evapore el alcohol.

Vamos incorporando a cucharones el caldo caliente, poco a poco. Agregamos un cucharón y removemos continuamente, mientras se va consumiendo el líquido. Cuando casi no quede caldo, añadimos otro cazo y repetimos la operación. Así unos 15 minutos más o menos, que es lo que se suele dejar este tipo de arroz como tiempo de cocción.

En el último cazo, lo vertemos en un vaso y echamos el azafrán. Mezclamos bien e incorporamos el líquido resultante en la cacerola. Removemos bien para que se integre y seguimos cocinando.

Tras el tiempo de elaboración (los 15 minutos aproximados), retiramos la cacerola del fuego y mantecaremos el arroz. Espolvoreamos el queso rallado y le agregamos la mantequilla restante. Mezclamos con movimientos envolventes. Poco a poco se irá adquiriendo un punto de cremosidad muy caracterísitco.

Servimos de inmediato, bien caliente y si queréis, decorais con unas láminas de queso parmesano, que se irán derritiendo con el calor que desprende el arroz.

Espero que os guste.